Un sencillo DIY para mantener frescos vuestros recuerdos maternales…

Un sencillo DIY para mantener frescos vuestros recuerdos maternales…

En el post de hoy os propongo un DIY sencillo, una caja de recuerdos con Chalk Paint, hecha por Neus de All Washi Tape, que he encontrado en el blog con botas de agua.

Sin duda la maternidad no deja a una indiferente, te sumerge en un nuevo mundo que aunque ya nos han advertido desde niñas de su dimensión, siempre sorprende gratamente. Me fascina la pasión con la que las madres comparten experiencias y la facilidad con la que se crea un ambiente mágico para compartir las andaduras de la maternidad, embarazos, partos, alimentación, juegos y un larguísimo etcétera.

Caja de recuerdos maternidad 1

También es común entre las madres el querer atesorar cada uno de los instantes de estos años de crianza, conscientes de que es imposible, cada una elije una forma de mantener sus recuerdos intactos.

Hay madres que tienen diarios del día a día de sus primeros años de maternidad, otras fotografían muchos instantes de este período (aquí) y otras coleccionan pequeños recuerdos materiales: su primera puesta, sus primeros peúcos, el brazalete del hospital, …  En el post de hoy os propongo un DIY sencillo, una caja de recuerdos con Chalk Paint, hecha por Neus de All Washi Tape.

Caja de recuerdos maternidad 2

Neus cuenta que a sus hijas les gusta muchísimo que de vez en cuando abran la caja de recuerdos, rememoran sus aventuras en los primeros años de vida y siempre permanecen atentas a todo lo que les explica, nunca tienen suficiente y siempre reclaman que les explique más detalles de su día a día en esos primeros años de vida. Son momentos impagables los que comparten alrededor de una caja de recuerdos.

Caja de recuerdos maternidad 3

Me gustaría enseñaros su última cajita de recuerdos. Era una cajita de madera azul, ese color inicial le parecía demasiado oscuro para los recuerdos de la primera infancia, así que escogió el color Paloma, malva grisáceo, de la Chalk Paint de Annie Sloan, con la que imparte talleres de pintura decorativa.

Caja de recuerdos maternidad 4

La particularidad de esta pintura es su composición, nos permite pintar casi cualquier superficie sin tener que decaparla o lijarla, además es respetuosa con el medio ambiente. Ideal para trabajar con ella en casa.  En esta ocasión la trabajó sin cera, es decir, sólo pintó. Con un par de capas se consigue un acabado como el de la pizarra.

Caja de recuerdos maternidad 5

Una vez pintado el exterior y el interior, dejó secar y se convirtió en una caja pizarra. Con una tiza líquida, escribió el nombre de su hija Lola:

Caja de recuerdos maternidad 6