20-12-2013 Calendario de Adviento

20-12-2013 Calendario de Adviento

Y poco a poco vamos abriendo todas las ventanas de nuestro Calendario de Adviento 2013… Hoy abrimos la número 20, y para hoy os traigo una receta un tanto diferente… no son ni galletas, ni cupcakes, ni pasteles… es Carbón dulce, Carbón de Reyes Magos casero! ¡¿Cómo lo véis?! ¡¿Os atrevéis?!! Os aseguro que es mucho más fácil de preparar de lo que puede parecer al leer la receta. Se trata de un preparado a base de agua y azúcar, aunque es imprescindible tener un poco de paciencia y un termómetro de cocina.

La receta consta de tres partes; primero preparamos una glasa que después se añade a un almíbar y por último se vierte todo en una caja o molde forrado con papel de hornear.

Carbón dulce de Reyes Magos

Vamos a ello…
Ingredientes que váis a necesitar:

Para la glasa (de la que sólo usaremos 70 gr):
– 1 clara de huevo
– 200 gr. de azúcar glas
– 1/2 cucharadita de zumo de limón
– Colorante alimentario negro

Para el almíbar:
– 700 gr. de azúcar
– 230 ml. de agua
– Un molde o caja profunda, de aproximadamente 22×22 cm y forrada con papel de hornear


Preparación

  1. Lo primero que haremos será forrar la caja o molde con papel de hornear, ya que tendremos que volcar aquí la preparación rápidamente
  2. Para preparar la glasa, la podemos hacer en un bol o en un robot con varillas.
    Ponemos la clara de huevo con el limón y lo montamos añadiendo el azúcar glas poco a poco hasta que tengamos una preparación muy espesa (al levantar las varillas, no nos tiene que escurrir nada). Si necesitamos, ponemos más azúcar glas hasta conseguir esa textura
  3. De esta glasa, separamos 70 gr. que es la cantidad que realmente vamos a necesitar en la receta y la teñimos con el colorante alimentario, hasta que quede muy negra
  4. Para preparar el almíbar, lo haremos en una cazuela profunda.
    Ponemos el agua y el azúcar y llevamos a ebullición hasta que alcance 126º, que se puede controlar con un termómetro de cocina. Si no tenemos termómetro de cocina, sabremos que el almíbar ha alcanzado los 126º cuando al ponerlo entre los dedos, el almíbar forma una perlita plana, o si dejamos caer un poco en agua fría, forma una bola blanda
  5. Cuando el almíbar alcance la temperatura señalada (tarda alrededor de 5 minutos desde que llega a ebullición), añadimos la glasa negra y removemos bien. La mezcla empezará a subir formando una espuma, seguimos removiendo y volverá a bajar.  En el momento que vaya a subir de nuevo, volcamos rápidamente la preparación en la caja o molde que preparamos al principio.
  6. Parecerá que se nos va a desbordar, pero no, se quedará frío enseguida y ya habremos conseguido nuestro bloque de carbón, que cuando enfríe del todo, podremos partir para obtener los famosos trocitos negros…

 

Feliz Viernes, y ¡buen fin de semana a todos!!